De la ira a la mansedumbre: Un paso necesario para tener tu paz

La mente del cuerpo considera que defenderse significa protección, por lo que el ataque y la ira están justificados.

Lo que tu mente ha olvidado es que en ti no hay crueldad, por lo que siempre que intentes defenderte, nunca sentirás verdadera paz, ya que vives en el mundo del miedo y no del amor que es tu verdadero y único lugar que existe.

La mente no puede pensar 2 cosas al mismo tiempo, por lo que puedes elegir pensar desde el amor o desde el miedo. 

Esto en realidad no debería ser una elección que tengas que tomar si tus pensamientos surgieran del espíritu y no del ego creado para protegerte en el mundo del miedo.

¿Cómo escapar de la ira sin sentirse amenazado?

Esta postura que tu mente ha tomado, es el error que ha de ser corregido y el libre albedrío es el poder que tienes para llevarlo a cabo.

Es importante no caer en la culpa, ni propia ni ajena, durante el proceso de corrección,

La culpa y el miedo provienen de la misma fuente por lo que son diferentes formas de la misma ilusión.

¿Cómo confiar en que la mansedumbre te brindará paz?

El milagro es lo que ha de tener lugar para que la Verdad se descubra del velo que la mantiene oculta.

Tal es la función del milagro que siempre se manifestará cuando el ego no interfiera.

En el espíritu no hay tiempo ni espacio ni tiempo por lo que los milagros se manifiestan instantáneamente.

¿Cómo controlar la ira?

Cambiar de la ira a la mansedumbre no es realmente un cambio si no que significa volver a ver.

El verdadero cambio radica en la inercia con la que tu mente responde a los viejos patrones que tienen valor para ti. Por tal razón la transición resulta gradual y es sólo emprendiendo el proceso como tu hábitos corregirán el error.

El verdadero cambio es volver a la espiritualidad desde tu verdadero ser todo fluye en el amor y no requiere esfuerzo alguno.

La mansedumbre es la naturaleza de nuestro ser y la que nos garantiza la paz que nunca estuvo amenazada.

Defenderte es darle entidad a lo que piensas que te está atacando. El milagro se produce cuando no respondes a lo que no existe.

El mundo de la crueldad es una ilusión que compartes con los que piensan igual que tu.

En ese mundo irreal, la crueldad es lo que se cree que te mantiene a salvo.

Deponer la reacción que engendra la ira es lo que demostrará su falsedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *