Reconoce que estabas  equivocado y todos tus errores desaparecerán

Reconocer los errores de uno no es lo más placentero para el ego de las personas, sin embargo si te has propuesto ser una persona espiritual, esto es parte del entrenamiento que tu mente sensible debe empezar a cambiar.

Ya no es un problema para ti cuando eres un aliado de ti mismo

Reconocer un error siempre es una herramienta a tu favor. Sólo el ego, que es un invento imperfecto creado por tu mente en confusión, puede pensar lo contrario.

Deja que tu mente se active a favor de tu espíritu y dejarás de ser esclavo el ego, esta es la puerta a la felicidad. Si no te controlas a ti mismo siempre habrá caos en tu mente, y controlarte a ti mismo significa que tu espíritu está a cargo mientras tus hábitos se ordenan a lo que debe ser natural.

No necesitas hacer esfuerzo alguno para controlarte a ti mismo, ya que esto significa ser tú mismo. Sin embargo, hasta que entrenes a tu mente a reconocer esta Verdad deberás hacer un ejercicio consciente que ciertamente conlleva un trabajo de tu parte.No obstante, esta tarea no debes llevarla a cabo de manera descontrolada, se requieren pequeños y livianos pasos para tu mente, que no requieran una exigencia desequilibrante, pero estos tienen que ser sostenibles en el tiempo del mundo hasta que tu mente sensible y tu cuerpo lo hayan asimilado.

Reconocer únicamente que estabas equivocado es el principio que debes considerar para iniciar un cambio

Los errores desaparecen cuando aceptas que estabas incurriendo en ellos. Sin embargo, es menester que corrijas su causa para que no vuelvan a presentarse. 

Para redireccionar tu rumbo no se deben corregir los errores sino reconocerlos, lo que requiere corrección en si, es tu mente para que no siga fabricándolos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *