La Importancia de Corregir la Sensación de Separación de Dios

Recuerda que tu no te creaste a ti mismo y descubre tu verdadero Ser

Vivimos en un mundo que parece real, instalados en un cuerpo que nos limita. Sin embargo, es importante recordar que no nos creamos a nosotros mismos. Fue Dios quien nos creó. Nuestra mente puede no comprenderlo, pero hay un ser oculto dentro de nosotros, escondido por nuestros pensamientos equivocados.

Descubre tu verdadero Ser: La revelación del origen de tu creación

Creemos vivir en un cuerpo instalado en un mundo que parece real. Tu mente no lo sabe ni lo comprende. Dios te creó a tí, no a tu cuerpo ni al mundo como lo ves. Esta es la razón por la que no comprendes al mundo y a lo que piensas que eres tu mismo.

La revelación del origen de nuestra creación está en nosotros, en nuestro espíritu, que siempre lo supo y siempre lo sabrá.

Desea ver y verás

La voluntad de ver es todo lo que necesita para lograrlo. Esto es así porque no has abandonado tu fuente ya que sigues siendo parte de aquel que te creó.

Este es el primer paso para comenzar a ver la realidad. No obstante, la decisión debe ser honesta, de lo contrario, seguirás viendo lo que no es real.

Es importante desear contemplar a todos los que nos rodean, e incluso a aquellos que están más allá de nuestro entorno, con la visión de Cristo. Solo así podremos comprender la verdadera realidad.

Pide y se te dará

Pídele a tu creador que se haga tu propia voluntad de querer ver, la cual consiste en recordar tu identidad y dejar que tu espíritu fluya nuevamente a fin de que tu mente alcance la visión de Cristo.

Estamos conectados con Dios y tu mente necesita saberlo

Aunque tu mente no pueda darse cuenta, el espíritu, que es Tu Verdadero Ser, no ha perdido el contacto con su creador. Tu mente ha distorsionado la verdad y ha puesto en su lugar una percepción que te muestra a un mundo ilusorio que nada tiene que ver con La Verdad. Esta percepción nos hace ver a nosotros mismos como seres necesitados. Esta percepción distorsionada ha creado un orden de necesidades y vacíos en nuestras vidas.

Una mente fragmentada no puede pensar claramente

Si tu mente no puede pensar con claridad, inevitablemente construirá pensamientos erróneos.

Nos hemos fragmentado en diferentes niveles de necesidades. Hemos creado una jerarquía de necesidades en la que algunas parecen más importantes que otras. Pero esta jerarquía es solo una ilusión creada por nuestra propia percepción distorsionada.

A medida que nos vamos integrando y comprendiendo nuestra verdadera naturaleza divina, nos volvemos uno y nuestras necesidades se vuelven una. Cuando nuestras necesidades se unifican, generamos una acción unificada en nuestras vidas. Ya no hay conflicto ni lucha interna.

¿Cómo podemos corregir esta sensación de separación de Dios?

Primero, debemos reconocer que esta sensación de separación es solo una ilusión creada por nuestra percepción distorsionada. Somos seres divinos y estamos conectados con todo lo que existe. No hay separación real.

En segundo lugar, debemos dejar de percibirnos a nosotros mismos como seres necesitados. En lugar de enfocarnos en nuestras carencias, la cual son ilusorias, debemos enfocarnos en nuestra plenitud y abundancia. Somos completos y totales tal como Dios nos creó.

Por último, debemos integrar esta comprensión en nuestra vida diaria. Debemos vivir desde un lugar de unidad y conexión con Dios. Esto significa tomar decisiones desde el amor y la compasión, y reconocer que somos co-creadores de nuestra realidad.

En conclusión, la única carencia que realmente necesitamos corregir es nuestra sensación de separación de Dios. Esta sensación de separación es solo una ilusión creada por nuestra percepción distorsionada. Al reconocer nuestra verdadera naturaleza divina y vivir desde un lugar de unidad y conexión, eliminamos todo conflicto y experimentamos una vida llena de amor, paz y plenitud.

Cómo escapar de la oscuridad


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *