No hagas nada por necesidad

Tus necesidades las suple Dios; ayer, hoy y siempre, porque los tiempos no existen para él, ni par ti.

Solo devuelve el mando que le quitaste, pero hazlo sin culpa ni miedo, ya que el verdadero padre no reprende a su hijo.

Entrega todo lo que haz construido para que pueda ser tuyo y útil a la vez.

En Dios descansa la abundancia y la dicha que te pertenecen por razón de lo que eres. Comparte estas rutas que te llevan de retorno a la Verdad, creación del Padre.

Hoy veraz nacer al hijo de Dios que ya ha sido creado. Si embargo, lo has olvidado, reconócete a ti mismo por lo que eres y no permitas que tus pensamientos distorsionen la Verdad.

Haz que tu vida hoy sea verdadera, ya que sabes qué hacer y como hacerlo porque la Verdad permanece en ti eternamente.

Hoy es un día de júbilo para ti porque Dios está contigo y tu estás con él. Permite perpetuar esta instancia y los siglos de los siglos serán parte de una estancia que no cuenta con días.

Hoy es el día del Padre y del hijo

Dedica un día entero a tu ser y la eternidad se habrá paso en ti, más la paz tendrá lugar para que te regocijes en ella. La dicha será eterna como lo es hoy y como siempre lo fue.

Todos los caminos te llevarán a recordar y reconocer lo que eres siempre que no le des entidad al miedo para nuble tu visión.

Recuerda que te encuentras donde Dios te creó y es el único lugar que te corresponde estar por razón de lo que eres.

Devuélvete la visión verdadera y reencuéntrate con la libertad que tus pensamientos erróneos han coartado.

Reconoce que estabas equivocado y todos tus errores desaparecerán

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *